Romanticismo

Facultad de Filosofía y Letras – UNAM

Autor: José Luis Barbosa

Romanticismo alemán y su vinculación con la educación

Al movimiento romántico se le relaciona principalmente con el pensamiento filosófico alemán, pero, éste también se dio en otros países de Europa en donde ya existía en su cultura las condiciones comunes necesarias para que el espíritu romántico floreciera por todas las formas de su cultura y en los más diversos ambientes. Popularmente pensamos en lo romántico como un estado sentimental, sin embargo, lo romántico es una actitud que se extiende al espíritu humano, cuya manifestación quedaba plasmada en el arte, la filosofía y la vida en general. A través de esa manifestación, se da un desenvolvimiento de las potencialidades del espíritu humano; la naturaleza o la vida, que antes actuaba sin conciencia, ahora, por medio del pensamiento, toma conciencia de que tiene en sus manos la fuerza creadora que actúa sobre esa naturaleza. Esta conciencia se desarrolla mediante el encuentro con el yo interior, nos damos cuenta de la potencia creadora, de que habitamos en el mundo y de que podemos actuar en él, pero también de lo inquietante que nos amenaza; nos damos cuenta de que somos actores de nuestros actos y responsables de las consecuencias que de ellos se deriva. Cuando el movimiento romántico traslada la idea del yo al ámbito de lo estético, el límite no debe existir; es decir, no hay límites para la creación artística y lo infinito se convierte en un sentimiento, hay una exaltación de lo irracional y espontáneo del espíritu humano. El arte se convierte en la expresión sin límites del espíritu humano y, quien tiene una relación con el arte, experimenta una revolución en su pensamiento, porque es a través de su belleza que caminamos hacia la libertad. Sin embargo un yo sin límites es algo monstruoso ante lo cuál hasta “la conciencia se asusta”(Safranski, 2009). Goethe hace una síntesis que ilustra el sentimiento romántico afirmando que: “lo romántico es lo enfermizo”(Safranski, 2009). Desde un punto de vista moral, el yo es una actividad efervescente que necesita autolimitarse. Buscar el justo medio, para no pretender dominar el todo, si todavía no somos capaces de dominarnos a nosotros mismos.

El contexto histórico nos permite comprender la motivación de la actitud romántica. Había una exaltación del espíritu y el sentido de la vida a través de la libertad. La libertad, que a veces nos aterra al darnos cuenta de que estamos solos contra el mundo, descubrimos una individualidad que no teníamos antes. Ya no hay un Dios, un Rey o una religión en donde podíamos delegar nuestra responsabilidad, ahora nos damos cuenta que tenemos nuestras propias ideas, estamos en la época de las independencias.

En el pensamiento romántico existe una visión estética de la vida, de la naturaleza, que es considerada como un todo orgánico y viviente; es una realidad dinámica que ve reflejados sus frutos en el espíritu humano. A esta idea se contrapone el concepto de razón, que es entendida como una fuerza abstracta, finita, que es estática y, que a su vez, va en contra de la realidad y el mundo que trata de transformar. En un mundo dinámico en dónde sólo se encuentra “vida y nada más que vida”(Safranski, 2009), no tiene cabida la palabrería de la razón.

Existe un culto al genio porque se dice que en él la vida brota con libertad y se desarrolla con una fuerza creadora, esa libertad es la que le permite tomar en sus manos su capacidad creadora y sólo el hombre que ha experimentado el principio creador en carne propia es capaz de proyectarlo en la naturaleza y en el mundo. Desde este punto de vista individualista, cada hombre se forma una idea de lo que quiere y puede ser; sin embargo, no se menosprecia al hombre como individuo dentro de la comunidad, sino que se toma en cuenta su papel dentro de ella y la considera como un individuo mayor que proporcione las condiciones que favorezcan el desarrollo individual.

Mediante esta caracterización del romanticismo, aunque no expresamente, nos permite discernir los aspectos educativos del pensamiento de este movimiento. Tomando como punto de partida la idea de Herder, comenzamos por la necesidad de silenciar el ruido ensordecer de toda esa tormenta de pensamientos que nos impiden diferenciar lo que somos de lo que quisiéramos ser, es un proceso de encuentro con uno mismo mediante el cuál nos conocemos y nos reconocernos en lo que somos. Esta idea de desarrollo humano representa el retorno a un humanismo y, la educación es, ante todo, una labor espiritual para alcanzar la humanización, educación es equivalente a humanización, es decir, lo importante es formar la personalidad. Es también hacer conciencia de la existencia del hombre en la naturaleza y de la capacidad, mediante la voluntad, para actuar en ella. El hombre ejerce su libertad cuando actúa, cuando se reconoce como actor y es responsable de su actuar en la naturaleza, la labor de la educación consistirá en proporcionar los medios para que se desarrolle y se entienda como un individuo que actúa en una comunidad y que esa comunidad no puede obstaculizar el desarrollo individual.

Como desarrollo y cambio a partir de un origen individual, la educación es expresión dinámica de la realidad, es también expresión de una pedagogía vital; sin embargo, ésta no se da de un modo natural, como algo ya elaborado y pasivo, por el contrario, sólo mediante la acción y esfuerzo de cada uno. Esta expresión dinámica se ve reflejada en el binomio que significa pensar y hacer, y repetirlo hasta formar un círculo, como expresión de la inifinitud, con un movimiento permanente: pensar y hacer, hacer y volver a pensar.

En este proceso de desarrollo, el hombre va dejando su huella en la naturaleza, toda situación y todo momento tienen un valor infinito, todo es historia, entendida como el proceso de evolución que todo lo transforma y produce la infinidad de formas naturales, no sólo el hombre y su cultura, sino también la naturaleza, en este sentido, la educación es también historia.

El pensamiento romántico destacó el papel del arte como expresión de lo infinito del sentimiento y, en ese sentido, la educación debía tener una relación estrecha con la estética y, finalmente, con el arte como único camino para hacer al hombre verdaderamente libre. En esta relación con la estética y la naturaleza se propone una teoría del juego del arte como medio para formar la personalidad, teniendo en cuenta que el fin de la educación es también lograr la armonía interior entre la fuerza y la belleza.

El carácter humanista del movimiento, marcó la tendencia hacia la formación de los individuos como seres humanos integrales, destaca la importancia del regreso al humanismo y, haciendo énfasis en la educación, resalta también la importancia que deben darse a las disciplinas artísticas incluidas en el proceso educativo y, si no existen, incluirlas.

Se considera que la educación debe ser mayoritariamente activa y basada en la propia actividad de los individuos, que los actores individuales tomen realmente su papel en la educación. Manifiestan la importancia de la voluntad más que del conocimiento, es decir, la propia decisión del individuo para participar en el proceso educativo.

La educación es un fin en sí misma, “se educa la educación”. Sin embargo, la educación necesita del agente que le dio origen: del individuo; si el individuo no tiene la voluntad de ser educado o no ha tomado conciencia de su lugar en la naturaleza, la educación no puede cumplir su cometido. Y volvemos al punto de partida: el individuo consciente que quiere ser educado.

Obras consultadas:

Safranski, R. (2009). Capítulo I. Capítulo II. En Romanticismo. Una odisea del espíritu alemán (pp. 19-46). México: Tusquets.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s